--

17/9/09

UNA LECCION DE SEGURIDAD


Todo apasionado por la montaña sabe que cada ascenso es una oportunidad de aprendizaje y que la experiencia se forja adicionando cada nuevo conocimiento adquirido alla arriba, cuando se tiene que hacer frente a las situaciones solo con los medios con que se cuenta en el momento.

Esta fue una interesante experiencia que ocurrio en 2008 a un grupo de amigos de la ciudad de Bogota que acompañe a la cara sur del nevado del Tolima: de derecha a izquierda, posando en el campamento La Cueva: Sandra, Javier, Juan Manuel y Libardo, por cierto uno de los grupos mas unidos y muy fuertes que he recibido.

Esta fue una de esas salidas maratonicas de 2 dias, muy duras en las que se camina mucho y se duerme poco, pues el objetivo era llegar a la cima de la montaña a la madrugada del segundo dia. Aqui estamos avanzando por la canaleta:


El grupo, con muy buen estado fisico y equipamiento necesario logra ascender hasta una cota muy cercana a los 5.000 metros con condiciones variables de clima (algo de nieve y viento, algo de niebla), alli se decide el regreso en parte ocasionado por el agotamiento acumulado y en parte por las condiciones de clima:



Ya durante el ascenso, uno de los compañeros del grupo, algo inexperto en pendientes de nieve habia manifestado cierta inseguridad:


Por lo que para descender utilizamos la tecnica de deslizamiento controlado con cuerda para evitar una caida y mantener el avance ajustado al itinerario previsto. En la foto se ven Sandra en primer plano y Juan, que avanza asegurado mas abajo. En este momento la montaña estaba con minima visibilidad.

LA CAIDA

En la siguiente imagen se muestra el sitio aproximado donde ocurrio el percance:


Faltando ya muy poco para salir de la nieve, avanzaban delante del grupo Javier y Libardo, , Juan que descendia asegurado por mi, y unos metros atras y mas arriba en la pendiente Sandra cerraba el grupo.

De pronto, siento un ruido tras de mi y la veo caer por la pendiente... pasa por mi lado a tal velocidad que no logro sostenerla, pero afortunadamente unos metros mas abajo, con un rapido y perfecto reflejo logra asir con una mano la cuerda que me unia a Juan y que estaba por la misma linea de caida.

Todo ocurrio muy rapido, al parecer no ha sido mas que el susto y nos acercamos a verificar. Hay mucho dolor en el hombro derecho.. Libardo, que es medico hace una valoracion y diagnostica una luxacion, se observa claramente la separacion del hueso y un tono morado va tomando la zona lesionada:



Rapidamente preparamos una plataforma pequeña en la fuerte pendiente de nieve para atender la lesion, Libardo dirige la maniobra con la habilidad propia de quien sabe lo que hace, y auxiliado por los demas, (que hacemos contrapeso e inmovilizamos a Sandra que pasaba grandes dolores), logra reducir la luxacion:

Excelente trabajo de equipo:



Luego de un respiro de alivio al verificar que el brazo recobraba su funcion, con bastante dolor aun, continuamos el descenso. Libardo recomienda no inmovilizar aun, recomendacion que apoyo dada la dificultad del terreno que aun faltaba por recorrer.

Aqui se ve el lento y doloroso descenso:

Otra imagen cerca del campamento Latas, a 4.600 m (debo destacar la fuerza, valentia y resistencia al dolor de Sandra, quien desde el momento de la caida tomo la actitud correcta ayudando a su descenso y evitando tomar el papel de victima indefensa , muy comun en estos casos):

Al regresar al campamento, luego de un breve descanso, continuamos el descenso sin mayores contratiempos, hasta la finca el Silencio donde llegamos exaustos despues de una larga jornada de 23 horas continuas, alli encontramos aliviados el auto y un par de horas despues estabamos en casa.


* Posteriormente en Bogota, Sandra recibe tratamiento medico. varios meses despues, la recuperacion continua. Hoy me he enterado a traves de Javier que todos han regresado a la montaña (nevado del Ruiz) y que Sandra hace poco estuvo con Juan Manuel en la cordillera Blanca del Peru.

LAS LECCIONES

De este caso se pueden derivar algunas conclusiones para posteriores ascensos:

1.La mayoria de accidentes (cerca de un 80%) ocurren durante el descenso: esta no fue la excepcion, aqui debemos abrir los ojos doblemente pues en el descenso el agotamiento hace mella, y si a ello le sumamos el hecho de haber dormido poco y mal la noche anterior, la deshidratacion, el frio etc, nos cuesta trabajo concentrarnos, perdemos objetividad al evaluar el riesgo e incluso al tomar decisiones.

2.Cualquiera puede tener un accidente:
Aunque lo normal es que se preste mas atencion a la seguridad de el mas inexperto o de quien manifiesta inseguridad en terrenos tecnicos, el rabillo del ojo siempre debe estar vigilante de todos los miembros del grupo, pues incluso el mas experto puede resbalar y caer.

3.Hay que vigilar la linea de caida:
Siempre que sea posible, se debe estudiar cada trecho evaluando las lineas de caida del grupo. Si la pendiente es demasiado fuerte, debe asegurarse. Puede ocurrir que un escalador que se desliza a gran velocidad por la pendiente golpee a los demas y terminen todos cayendo.

4.Hay que estar preparados:
Todo grupo debe estar muy bien preparado para atender emergencias de primeros auxilios en la montaña. Las luxaciones, esguinces y fracturas son mas comunes de lo que parecen y es irresponsable no ir preparados para atenderlas. Obviamente no vamos a reducir una luxacion, (esto le corresponde a un especialista), pero a menos hay que saber inmovilizar.

5.Debe haber union en el grupo y liderazgo:
Cada miembro de un grupo debe dar todo de si en caso de emergencia y aportar desde sus fortalezas y conocimientos, el grupo debe permenecer unido. Si Sandra hubiera estado alejada del grupo al ocurrir el accidente, la historia seria diferente.

6.Mejor no hacer como la avestruz:
Los accidentes, pequeños y grandes no solo ocurren en las grandes expediciones... de algun modo, quien no ha tenido que hacer frente a una emergencia en la montaña, es por que no ha hecho montañismo. No cerremos los ojos a los riesgos ni pensemos que no nos va a ocurrir algun dia, lo mejor es estar preparados.

Ya para finalizar, agradezco a Libardo, Sandra, Javier y Juan Manuel por visitar nuestro querido nevado por su fortaleza (en especial Sandra), adecuada reaccion y su union como grupo.

y como siempre, quedo atento de sus comentarios y observaciones


_____________


COMENTARIOS

Si deseas decir algo, puedes usar el formulario que esta al final de la lista de comentarios.

comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

1 comentarios :

Ricardo López dijo...

Henry, demasiados buenos momentos encontrados en la montaña, este blog le va a quedar pequeñito para incluir todos los que aun le quedan.

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios ayudan a construir este sitio. Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribir.

Gracias