--

25/3/10

A PROPOSITO DE LOS EXTRAVIOS EN LA MONTAÑA...

Compartir este articulo

Este post reúne una serie de recomendaciones que tienen como fin reducir la probabilidad de extravío en la montaña y aumentar la de ser encontrado en caso de emergencia. Todas son de mi autoría y en su elaboración no han participado expertos independientes ni de algún grupo de rescate, solo son lecciones aprendidas  de algunas experiencias y algo de sentido comun. Por ello recomiendo a quienes decidan usarlas como una guía práctica que sean precavidos al  adaptarlas a las condiciones de su ascenso. Queda advertido que el mal uso de esta información es peligrosa y su uso será bajo propia responsabilidad.



El nevado del Tolima desde el helicóptero durante la búsqueda de 2005 (Imagen: ¿?)
Quiero iniciar con una corta reflexión sobre la noticia lamentable del extravío de una persona durante la última semana de 2009 en el nevado del Tolima y del cual, a pesar del esfuerzo de la familia, la buena voluntad de los montañistas que apoyaron la búsqueda y  de las labores de los organismos de rescate, aun no se tiene noticia.

Desafortunadamente lo ocurrido no es nada nuevo. Aun no olvidamos que una tragedia similar la vivieron también hace cuatro años, dos familias de Ibagué, y seguramente se sumaran mas víctimas antes de que una buena  relación coste/beneficio por fin  motive quienes tienen la responsabilidad de ejercer control en la zona sur del parque a hacer su trabajo.

Así están las cosas. Esta es la realidad  a la que debemos hacer frente quienes elegimos recorrer nuestro querido nevado y por lo que hoy quiero hacer un aporte desde este sitio buscando aportar un otro grano de arena a la reducción del riesgo en nuestras salidas.

1. ANTES DE SALIR

Parto del supuesto de que previo a cualquier salida se ha cuidado de la preparación física y técnica, además de haber reunido suficiente información sobre la  ruta a seguir y definido con ello el material necesario, por lo que primera precaución será dejar disponible en la ciudad base cierta información sobre la salida que podrá ser útil en emergencia:


Sobre el itinerario: En su forma más sencilla, es un cronograma con las fechas de entrada y salida a la montaña, el trayecto que se pretende cubrir cada día, los sitios en los que se espera acampar y las rutas de salida alternas en caso de emergencia o cambio de planes, si es necesario con un croquis  que dé precisión de la ruta, en especial cuando esta trazada por zonas fuera de los senderos usuales.


Sobre el material: Una lista corta del material que se lleva,  especificando detalles como el tipo y color de carpa, sleeping, aislante y color del morral e indumentaria, esto facilita la identificación en caso de búsqueda por aire o con binoculares y sobre todo evita muchas confusiones al momento de la búsqueda dando  una idea de la autonomía y preparación del grupo (El kit de emergencias, que incluye el botiquín y los elementos de supervivencia no deberian faltar en el morral)


Sobre la alimentacion: Puede ser util anexar la tirilla de compras del supermercado, algún empaque abandonado de algún ingrediente o  alimento muy específico  puede ayudar también a descartar o identificar un rastro, además de aportar información sobre la autonomía del grupo.


Sobre el grupo: Deben anotarse los nombres completos, numeros de celular y contactos de emergencia de cada una de las personas que participaran, asi como los tipos sanguineos, Rh y cualquier anotacion sobre el estado de salud que se considere pertinente. 


Obviamente toda esta información no será útil guardado  en un PC con contraseña… antes de salir, debe quedar en manos de una persona de confianza, que sepa conservar la calma, tome una actitud colaborativa y la entregue a los organismos de socorro.  

2. EN LA MONTAÑA

No ir solo: el montañismo y la escalada en solitario hay que dejarlos a los expertos, no hay error más grande que escalar solo porque no se tiene compañero. Quien toma la decisión de escalar solo debe haber llevado su capacidad a un nivel superior a la de la ruta. Si no se cumple con esta condición y no se tiene compañero es preferible cancelar o aplazar la salida.

Ceñirse a lo planificado: De nada sirve hacer un itinerario si en la montaña no se sigue con exactitud. Es normal que a veces haya retrasos y cambios leves por cuestiones como el estado físico y el clima, pero la idea será respetar lo planificado. Asi mejoran las posibilidades de localización en caso de extravio o pérdida. 

Cambios de ultima hora: Cualquier variacion del itinerario debe ser comunicada al contacto de seguridad. Si ello no es posible, por lo menos en el nevado del Tolima, podemos dejar una nota en Juntas, el silencio o el rancho,  pues en caso de búsqueda, es muy probable que dicha información llegue a mano de los rescatistas. 


Registrarse: Para quienes van al nevado del Tolima, es posible registrarse en la cabaña de control de parques sobre la via, en la finca el Silencio, termales el Rancho, y termales de Cañón, hay quienes por negligencia o en pos de un insignificante ahorro de tiempo no se detienen en alguno de estos puntos a registrar su paso, faltando a una precaución mínima que puede ser bastante útil en caso de búsqueda posterior.

Registro en los termales de Cañon




Llevar radio: Actualmente el precio, volumen y peso  cada vez más bajo de los radios punto a punto hace que no portarlos sea una irresponsabilidad. Estos radios pueden tener alcances bastante amplios en terrenos no muy quebrados (yo he tenido buenos resultados al enlazar El rancho – Lajas, o la cueva – cima sin mucha dificultad). 

Su principal desventaja son las baterías, pues el par recargable que traen de fabrica no duran mucho y deben portarse  alcalinas adicionales en número suficiente, aunque una buena planificación de las comunicaciones y relojes bien sincronizados pueden ahorrar mucha energía, además el peso adicional de algunas baterías se verá justificado en caso de emergencia. Obviamente las frecuencias que seran utilizadas deberan estar entre la informacion que posee el contacto de seguridad.


Llevar celular: con suficiente crédito, pues ya es posible comunicarse via celular desde el nevado del Tolima (por la cara sur a partir de 4.000 metros hasta la cima), también hay señal desde otros lugares como el Alto de las Nieves, el rancho y finca Estambul.


El celular deberá estar apagado y bien abrigado para conservar las baterías cuando no esté en uso, si la bateria o credito es bajo, deberá utilizarse solo para hacer reportes. Proveerse de un cargador solar, cada vez mas compactos y economicos tambien es una excelente idea.


Enviar mensajes: en caso de descarga del celular,  terminación del crédito disponible o falta de señal pedir a otros montañeros que se crucen en la ruta y que descienden antes, que hagan una llamada desde la ciudad al contacto y envíen un reporte, en especial si ha habido algun cambio de ultima hora sobre el itinerario.



Hito en el Cocuy
No confiar en mojones: (o hitos) Se llaman mojones esos  montones de rocas que van marcando una ruta,. Normalmente son muy útiles, pero que en el nevado del Tolima son un verdadero problema: hay demasiados y algunos llevan a ninguna parte, pues todo el que se siente algo inseguro de la ruta construye uno nuevo en un -por lo general- vano intento de asegurar la linea de descenso.

El segundo aspecto del problema es el tamaño: quien ha visitado el Cocuy sabe lo que es un verdadero mojón, allí algunos tienen hasta 2 metros de altura y son fácilmente identificables, incluso en la niebla.


En el Tolima, se considera un mojón “una piedra sobre otra” (lo que en casos puede no ser más que una roca dejada sobre otra en algún deslizamiento o por el glaciar), Por ello lo mejor es desconfiar de estas marcas, sobre todo en la cara sur, por la canaleta.


No confiar en brújulas y cartografia oficial: La epoca de las heliografias del Agustin Codazzi (muy malas y caras) ya quedo atras. Siempre la cartografía disponible del nevado del Tolima dejo mucho que desear,  y hasta hace algunos años, el mejor material al que podiamos aspirar era el mapa modificado de Shigeo/Guarnizo/Ospina (1994):


Llevar el mapa del parque en una hoja oficio (38.500 hectareas en un rectangulo de 26 x 33 cm) y una brújula, es peligroso.

Actualmente si hay necesidad de un mapa ya podemos acudir a cartografia hecha especialmente para montañistas, en sitios como nevados.org, donde pueden estudiarse en alto detalle en linea o ser descargados:

Mapas colaborativos actuales: nevados.org
Si hay GPS, mejor: Aquí nada que decir, cada vez hay más información de rutas y puntos para GPS, cada vez son más los montañeros que llevan este útil aparato a sus salidas y han compartido sus trazas en la web. Una fuente recomendada es nevados.org, Wikiloc.

Si hay guía, mucho mejor: la presencia de un guía con experiencia reduce considerablemente la  probabilidad de una búsqueda posterior. La practica usual es prescindir del guía por los costos que acarrea sin considerar los beneficios adicionales a la seguridad, pero viéndolo de cerca, un turista de montaña consciente deberá optar siempre por el guía.


En el caso del montañista amateur (no del turista) se puede contratar un guía en los primeros ascensos, para luego con los conocimientos y experiencia adquiridos, aventurarse bajo su responsabilidad a la montaña, con mayor margen de seguridad. Tambien la presencia del guía puede limitarse al campamento base si lo que se pretende hacer es una ruta técnica (objetivo deportivo) o intentar/repetir a merito propio una vía. En este caso el guía seria responsable de la reacción primaria en caso de emergencia.

Mantener el grupo compacto: Si la ruta va por senderos bien marcados/señalizados, con buen clima y sin riesgos potenciales el grupo puede dispersarse un poco hasta una hora prederminada (por ejemplo 4:00 pm) a la que el primero (cabeza)  deberá detenerse a esperar a que llegue el último (cola). También puede acordarse encender los radios (que deben al menos poseer los extremos del grupo) para coordinar el encuentro. Si el grupo es inexperto en la cola deberá estar alguien experimentado y que conozca la ruta, quien tendra la tarea de ir “barriendo” a quienes vayan muy rezagados. Es obligatorio que nadie vaya detrás de él hasta reunir todo el grupo.

En terrenos técnicos, sin senderos o con mal clima, cada montañista debe tener visual hacia el compañero que va delante como el que lo sigue en todo momento.

En todo caso, se debe evitar avanzar de noche si la ruta no es clara, es desconocida y/o  el clima no es adecuado.

En emergencia: Al sentirse extraviado, el montañista deberá conservar la calma y usar el silbato para llamar la atención sobre su posición y escuchar atento si hay respuesta. Si ello no ocurre, debe recurrirse al radio (de ahi la importancia de portar uno por persona). Al escuchar el silbato, el grupo debe detenerse (este sitio lo llamare base) y buscar contacto visual, auditivo o radial. Si no ha pasado mucho tiempo no pasara de allí la emergencia.

Si lo anterior no da resultado, el grupo debe iniciar una búsqueda por la zona cercana en linea recta y direcciones opuestas, por equipos (o turnos si no hay suficientes personas) por un tiempo determinado en el terreno (20 min por ejemplo) por sin perder la visual con respecto a la base y con minimo un radio por equipo. 

Si se está en un terreno muy expuesto o demasiada altura (hay peligro real de hipotermia o de congelamiento) y sobre todo si se acerca la noche, el extraviado debe atender a la necesidad de buscar refugio, descender hasta un terreno menos hostil tratando de no alejarse demasiado de la zona donde se extravió (marcandola si es posible). El grupo hara a su vez lo propio.

Si cae la noche, el grupo debe decidir entre vivaquear y continuar la busqueda al dia siguiente o regresar al campamento. Los intentos de comunicacion radial debe continuar durante la primera noche. Con el fin de ahorrar bateria, se puede encender el radio cada hora en punto por 15 minutos si no se logra comunicación, se trata a la siguiente hora y así sucesivamente (o intervalos menores de tiempo, según lo acordado de antemano).

Mantenerse visible: Durante la noche es buena idea usar la linterna frontal para hacer señales perdiodicamente (cada hora por ejemplo). Estas señales son facilmente visibles desde gran distancia.

Al día siguiente se inicia de nuevo la búsqueda. La decision sobre el momento de dar aviso al contacto de emergencia quedara a criterio del grupo en funcion de las condiciones del clima, el terreno a cubrir, el material y alimentos disponibles. Este aviso puede darse via celular o enviando si es posible al menos dos personas a dar aviso desde el primer punto con señal celular.

El resto del grupo puede permanecer en el area y continuar la búsqueda. De no ser posible, se deberá marcar muy bien la base y descender hasta un mejor lugar o alguna finca donde podrían conseguir ayuda de la zona o esperar hasta que lleguen los rescatistas.

¿Y SI YO SOY EL EXTRAVIADO?

Esta es la parte complicada del tema: ¿Qué hacer si estoy perdido en la montaña? 

Lo mejor es evitar perderse siguiendo las recomendaciones anteriores. Adicionalmente la lectura y practica de algunas técnicas de sobrevivencia (hay buenos manuales en la web) pueden ser útiles.

Lo primero será conservar la calma, detenerse y buscar un punto elevado desde el que se pueda observar la zona, de pronto se vea el grupo o algún sendero cerca. Inicialmente es mejor guardar silencio y tratar de escuchar al grupo, lo más seguro es que al notar alguna  ausencia llamen a gritos a la persona extraviada.

Descartado lo anterior, se podra hacer uso del silbato del kit de emergencias, escuchando atentamente alguna respuesta y encender el radio e intentar comunicación y comprobar la señal celular.

Si lo anterior no da resultado, lo siguiente será hacer una evaluación de la situación dando prioridad a la protección contra la hipotermia y preparase para pasar la noche lo mejor posible o descender a un mejor lugar, si se esta muy expuesto. La comunicacion radial debera intentarse periodicamente, segun lo acordado para estos casos con el grupo.

Luego de la primera noche se puede hacer una exploración de la zona alrededor del Vivak, es posible que la ruta este cerca. Se debe marcar el avance con lo que halla a mano: papel higiénico, mojones de rocas e incluso basura. Durante estas exploraciones se debe verificar la señal celular y observar con detenimiento la zona en busca de señales de presencia humana como senderos, ganado etc. y seguir la rutina del silbato.

Si la exploración no da resultado y las condiciones obligan, podria ser hora de considerar salir por medios propios. Si es el caso, dejar un rastro identificable (una prenda, un papel con su nombre protegido de la humedad) atado a alguna marca es buena idea. 

En caso de permanecer en el Vivak (por decisión o alguna lesión incapacitante) intentar hacer una fogata de humo (si se ha atendido a la info de este post, siempre habrá con que iniciar fuego) marcar el sitio con una gran “X” hecha de papel higiénico, rocas o cinta de señalización es buena practica. Si se ha decidido avanzar:

No descienda al bosque de niebla: En el nevado del Tolima y sobre todo en la cara sur y occidental, debe evitarse descender por debajo del nivel del paramo adentrándose en el bosque. También debe evitarse seguir el curso de las quebradas, que contrario a la creencia siempre llevan a abismos insalvables. Adicionalmente el bosque tiene la desventaja de dificultar la localización por aire y limitar drásticamente la visual de la persona extraviada.

No avance hacia el Occidente: Si se desciende de la cima por la cara sur, NUNCA avance hacia la derecha (Occidente). Esta zona es quiza la mas inhospita y peligrosa de la montaña, ademas de no poseer senderos. En especial, si se avanza en esta direccion y se entra al bosque de niebla, se puede llegar a un sinsalida en la zona del filtro (parte alta del Cañon del Combeima), cuyo sendero fue bloqueado por un alud y es actualmente intransitable. Tambien existe la posibilidad de alcanzar en una jornada por el occidente el sendero que conduce al campamento Helipuerto, siempre que se conserve la curva aproximada de los 4.000 m  pero definitivamente no es una opcion por su dificultad.


Avance hacia el Oriente: Es mejor decision descender avanzando hacia la izquierda (Oriente), pues es probable que en algun momento se cruce el camino de la ruta sur (por el que se ascendio) o la travesia de los Termales de Humberto Cañon. Han habido casos en los que esta simple regla ha sacado de lios a mas de un grupo que extraviado, que incluso con malas condiciones cllimaticas han logrado llegar al Termal, La Meseta, o El Vergel.


Como anoté al principio, la clave es no desesperar y analizar con cabeza fría la situación, si se siente miedo, puede hablarse en voz alta, cantar, un reproductor de música o un pequeño receptor de radio puede ayudar a distraer el tiempo en la noche, sintonizar un servicio de noticias puede ser útil (podría informarse sobre la búsqueda), debe cuidarse que el volumen no aisle del timbre del radio, el celular o los llamados del grupo de búsqueda.

comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

10 comentarios :

Anónimo dijo...

Este articulo esta muy bueno , es muy completo y explica claramente que se debe hacer para evitar accidentes y extravios en la montaña.Muchas gracias por este post, espero que las personas que deseen subir a una montaña lo tengan en cuenta y sigan estas recomendaciones... Gracias al autor de este blog...ya lo extrañabamos..

Yon dijo...

Muy bueno el artículo, como siempre. Muchas de las cosas que se pueden hacer en caso de extravío corresponden al sentido común.

Una duda que me queda es qué se debería hacer en caso de accidente (caída, golpe, fractura) en una situación donde vayan al menos dos personas y que no cuenten con sistemas de comunicación.

Gracias.

Zigorr dijo...

Henry,en tu linea,como es habitual,excelente.
Comparto la misma duda que Yon....

Un saludo

Henry G. dijo...

Yon y Zigor,

Estoy en deuda, hare un post sobre la cuestion, ahora que me siento valiente para hablar sobre el tema, pues en promedio la rcepcion en los lectores ha sido positiva y no he recibido mucha critica "experta".

gracias, por sus visitas.

Juan M. dijo...

Saludos.

Henry G. tu preocupación por el tema es plausible.

Acerca del tema, creo que le falta complementar la parte de georeferenciación (puntos terrestres, caracterización del paisaje, tipo de vegetación, etc.) porque cómo usted mismo lo menciona, no se puede confiar mucho en la cartografía base y en los GPS (que podrían no funcionar).

Por otro lado, sería bueno tener en cuenta diferentes paisajes, no sólo el nevado el Nevado del Ruíz.

De todas formas, me parece genial esta entrada. Me falta ver el resto...

Anónimo dijo...

Juan M. si es necesario que le heche una miradita a todo el blog, pues en este no solo se habla del nevado del ruiz, puede encontrar informacion de muchas montañas colombianas inclusive ya existen post de montañas fuera del pais..

NATURALEZA & PATRIMONIO dijo...

Importante artículo. Mil gracias. Anoto varias cosas a mi check list para subir a la montaña.

Comparto varias cosas (que pena si ya están).

1. Cuando hablaste del celular, creo que no solo es importante mantenerlo apagado, si no además: quitarle la batería (aunque descuadre la hora), ya que algunos celulares consumen batería aún apagados.

2. En la parte que hablabas de los radios, coordinar previamente el canal que se va a utilizar.

3. Me parece importante que al salir, saquemos un seguro de accidentes. Nosotros siempre lo hacemos. Tiene un costo aprox de 2000 o 3000 pesos por día. Realmente económico y cubre cualquier cosa que pueda llegar a pasar. Sin el ánimo de publicidad, pero lo sacamos con Colasistencia S.A.

4. Estamos buscando la forma de ubicarnos con una carta celeste... luego les contaremos.

Saludos y cielos despejados.

Henry G. dijo...

Hola Muchachos de Naturaleza y patrimonio,

Gracias por las observaciones, estamos de acuerdo, aunque sobre el tema del seguro de accidentes, conozco el servicio de Colasistencia, que ofrece la tarjeta de asistencia médica en su modalidad "colasistencia extremo", que es un buen servicio, considerando que casi no hay empresa que se apunte a "asegurar" actividades de campo abierto y "deportes extremos", pero debemos prestar atención a lo que realmente ofrecen, por aquello que resulta uno comprado gato por liebre, la información siguiente puede ser constatada en el contrato de la TAM en el siguiente vínculo:

http://www.colasistencia.com.co/condext2011.pdf

No debemos confiar ciegamente en estos "seguros", todos sabemos que el negocio de las empresas aseguradoras parte del supuesto de la mala fe, no son pocos los casos en los que los recovecos de los contratos y las leguleyadas de abogados terminan eximiendo a las aseguradoras de sus reponsabilidades ante sus clientes, de hecho, estos productos existen gracias a la premisa soportada estadísticamente de que es poco probable que ocurra un accidente que deba ser cubierto por la poliza.

Ahi la razón de que el montañismo no sea cubierto ni asegurado por poliza alguna, es para ellos costoso, pues en la montaña los accidentes tienen más probabilidad de ocurrir.

Les dejo estas notas para reflexionar:

1. LA TARJETA DE ASISTENCIA MEDICA NO ES UN SEGURO DE ACCIDENTES: "Se deja expresa constancia, y así lo acepta el Titular del servicio de asistencia, que los servicios
de COLASISTENCIA no constituyen un seguro, ni una extensión o substituto de programas de
seguridad social, ARP, ni de medicina prepaga".

Esto significa que la TAM solo es un medio para atención primaria en caso de emergencia durante el viaje, se requiere afiliación individual a la seguridad social.

2. LA TAM NO INCLUYE LA PRACTICA DE MONTAÑISMO: Curiosamente el montañismo no esta cubierto por el servicio de Colasistencia: "Este amparo se encuentra cubierto bajo póliza de accidentes personales con compañía de seguros en Colombia. cuyas condiciones generales y exclusiones se
encuentran en poder de COLASISTENCIA y ampara las siguientes practicas de aventura:
Balsaje, Buceo, Cabalgatas, Caminatas Ecológicas, Canoping, Cañoning
,Rappel, Escalada ,Kayak, Trekking, Rafting, Espeleología, Torrentismo, Ciclo Montañismo ,Senderismo, Recorridos turísticos en Buggie, Recorridos turísticos en vehículos 4x4, Recorridos turísticos en cuatrimotos o ATV".

La escalada esta incluida, aunque por lógica se hace referencia a la escalada en lugares cercanos (como Suesca) a las ciudades, una escalada en roca en la montaña (una clásica en el Tolima, Cocuy, estaría fuera de cobertura.... :(

3. ESTO NO SIEMPRE ES POSIBLE: "Para recibir los servicios asistenciales aquí incluidos el
Titular deberá comunicarse con la línea nacional de emergencia en el momento de la
ocurrencia de cualquier evento"

Para los que hacemos actividades al aire libre la comunicación (y particularmente a lineas fijas) es por lo general un problema.

4.CUBRIMIENTO EN CASO DE ACCIDENTES: El contrao del servicio define accidente como "todo suceso súbito, repentino e imprevisto que ocurra dentro de la validez del contrato de servicio de asistencia y que resulte en lesión sufrida por el TITULAR como consecuencia exclusiva de causas externas, fortuitas, violentas e independientes de la voluntad del TITULAR."

continua...

Henry G. dijo...

Volviendo a nuestra actividad cubierta (escalada), vale preguntarse... ¿en una lesión tras u vuelo de escalada como se comprueba que la causa es externa, fortuita e independiente de la voluntad del titular?... digamos, se voló un stopper, o simplemente el escalador agotado se dejo caer y terminó lesionado?

Finalmente, una ojeada a las exclusiones:

5. "Están excluidas las asistencias solicitadas como consecuencia de actos de terrorismo", tema complejo, dado que nuestras actividades se realizan muchas veces en zonas con influencia de actores del conflicto armado.

6. "Se exonera igualmente, cuando la patología a asistir surja como consecuencia de la práctica de deportes peligrosos, incluyendo, pero no limitando automovilismo, motociclismo, o la práctica como profesional de cualquier otro deporte en calidad de competencia" ... bajo que criterios de define la peligrosidad de un deporte? ¿esto no da pie a evitar la responsabilidad de asistencia en las actividades que aparecen cubiertas? o no estoy entendiendo?

En conclusión, la TAM es útil para las empresas de ecoturismo y turismo que necesitan "dar una sensación de seguridad" a sus clientes en actividades calificadas como "extremas" pero que realmente no lo son tanto: como caminatas, campamentos, rappel, escalada, canopy etc.

Pero para aquellos que le apostamos a otras actividades con mayor riesgo, no hay póliza que valga. Seguimos dependiendo como siempre, de la DC, la CR, los amigos y si regresamos a tiempo, de nuestras pésimas EPS's.

Un saludo,

FREWIL dijo...

Felicitaciones, esta información es muy completa, gracias por invertir tanto tiempo en evitar que muchos corran riesgos innecesarios en la montaña.

Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a construir este sitio. Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribir.

Gracias